Bodegas Lanzarote

A pesar de la endémica escasez de las lluvias y de la vecindad de la calurosa África, Lanzarote reúne condiciones para la viticultura, un milagro que se debe en partes iguales al trabajo incansable de los viticultores y a la benéfica acción de los vientos alisios que llevan la humedad del Atlántico sobre su atormentada geografía. La viticultura lanzaroteña es un ejemplo patente del esfuerzo del hombre para adaptarse al medio.

La Denominación de Origen Vinos de Lanzarote se creó en 1993. El Consejo Regulador es el órgano encargado de su representación, defensa, garantía, investigación y desarrollo de mercados y promoción. La contraetiqueta que otorga el Consejo Regulador es garantía inequívoca de calidad, pero también certificación de que nos encontramos ante un vino de tipicidad única en el mundo.

Bodegas de Lanzarote